Mensaje de Yvette Hardie, Día Mundial del Teatro para Niños, Niñas y Jóvenes 2019

Lleva a un niño al teatro hoy / Lleva a una niña al teatro hoy

Nuestro mundo está desgarrado por la división y la confrontación.  Alrededor de nosotros, en todas partes, hay líderes y estrategias que buscan volver a la gente en contra de los demás, sobre la base de la raza, el idioma, la cultura, el estatus económico, el género, la orientación sexual, la lealtad a una idea, la pertenencia o no pertenencia…. Casi todos los aspectos de nuestra humanidad han sido utilizados por alguien para llevar a cabo una mayor división y para construir muros más altos de sospecha y de odio.  Como resultado, parece que le hemos dado la espalda a Ubuntu, la filosofía africana que dice ” Yo soy porque nosotros somos” y “una persona es una persona a través de las relaciones con otras personas”.

¿Cómo podemos trabajar para revertir este gran mal que estamos causando a nuestros hijos e hijas y, de hecho, a nosotros mismos?

Los niños necesitan poder disfrutar de momentos en comunidad donde se les recuerde lo que compartimos, y donde puedan apreciar las múltiples realidades de lo que significa ser humano. Necesitan espacios en los que explorar nuevas formas de pensar que desafíen estas narrativas divisoras, en las que sientan empatía por aquellos que más se diferencian de ellos mismos. Necesitan experiencias concretas de comunión en comunidad para recordarles la alegría y la belleza que el mundo tiene para ofrecer.

ASSITEJ cree que el teatro proporciona múltiples puertas para experimentar un mayor sentimiento de conexión con los demás, y – lo que es importante – con nosotros mismos.

Recientemente, el New Victory Theater de Nueva York publicó los resultados de un estudio de cinco años sobre los beneficios del teatro para niños, niñas y jóvenes. Uno de los principales hallazgos inesperados fue que la exposición al teatro les dio a estos niños y niñas una mayor esperanza en el futuro. Estos resultados fueron contrastados con un grupo de control, donde aquellos que no fueron expuestos a representaciones teatrales y talleres durante el mismo período, experimentaron una disminución en el sentimiento de sus posibilidades futuras en términos de oportunidades de estudio y de trabajo.

¿Por qué es tan importante la esperanza? La esperanza crea energía positiva que se traduce en seguridad en uno mismo, fuerza de voluntad, resistencia y finalmente en acciones concretas para hacer una diferencia en la propia vida y en la vida de los demás. Todo niño necesita tener esperanza.

Así que comprometámonos todos a llevar a un niño, niña o joven al teatro hoy y a reunir el apoyo necesario para garantizar que todos los niños tengan acceso a las artes y al teatro, independientemente de sus circunstancias personales o sociales. Y para los que trabajamos en la profesión, comprometámonos a proporcionar experiencias de calidad que marquen la diferencia en la forma en que las generaciones más jóvenes percibe el mundo, tanto por el bien de hoy como por el de mañana.