Todos los años, desde 2008, Julio ha sido designado como el mes de la Conciencia de la Salud Mental de Personas Negras, Indígenas y de Color (BICOP). ASSITEJ Internacional debería unir sus voces a la creación de esta conciencia. Paralelamente al movimiento llamado en todo el mundo “Las vidas negras importan” (Black Lives Matter), la Asociación Psiquiátrica Americana informa que solo uno de tres Afroamericanos que necesitan cuidados de salud mental lo obtienen. Este es otro ejemplo de cómo la segregación institucional presenta desventajas sobre bases raciales. Se ha demostrado que las artes son centrales para la salud mental y, cómo profesionales del Teatro para la infancia y la juventud (TIJ), deberíamos asegurar que los niños, niñas y jóvenes que pueden ser discriminados en otras esferas, tengan acceso a experiencias artísticas significativas para asegurar su bienestar, auto-estima y oportunidades de cura.

El clamor contra el racismo ha sido más fuerte en nuestros tiempos y muchas almas se perdieron en su estruendo. Etiquetadas como “minorías”, estas categorías son puestas en cajas y forzadas a encajar, no importa la forma que la caja tenga. Este “encajonamiento” ha existido por siglos y las víctimas son consistentemente los negros y otras minorías que son amordazadas, acalladas, sofocadas y traumatizadas. La misión, en el pasado y presente, de los activistas de Derechos Humanos y los movimientos de Derechos Civiles siempre ha sido que cada individuo sea tratado primero y sobre todo como un ser humano. El último de ellos ha sido la protesta civil que se levantó después del espantoso asesinato de George Floyd, un ciudadano negro Americano el 25 de Mayo de 2020, por la policía de Minneapolis, USA. La protesta que siguió a este acto fue fenomenal porque la gente desafió la cuarentena ocasionada por la pandemia de  COVID-19 y ocupó las calles. El movimiento pasó a ser conocido como BLM (Black Lives Matter)- y se difundió alrededor del globo, mientras también salieron a la luz temas que relacionados con el racismo.

El agrupamiento de algunas razas minoritarias dentro del amorfo y monolítico título de Personas Negras, Indígenas y de Color es una declaración deliberada sobre la segregación y separación racial y todas las razas minoritarias que agrupan, a todas las minorías como “el otro” contra las mayorías. ASSITEJ Internacional como cuerpo debería ser consciente del hecho de que no todas los grupos dentro de la comunidad de ASSITEJ Internacional están incluidas dentro de este acrónimo. Mientras se realizan esfuerzos para visibilizar el principio de inclusión, no debiéramos permitir el agrupamiento de las minorías enturbie las líneas de diferenciación y individualidad o permitir que eso nos impida el reconocimiento de la diversidad de cada individuo y grupo cultural, sin nociones de superioridad o inferioridad.

No hay lógica en que cualquier pigmentación de la piel pueda actuar como un gatillo para la desigualdad racial y la negación de los derechos humanos. Las demandas de la edad moderna incluyen, entre otras cosas, un cambio paradigmático en los procesos de pensamiento y cómo nos referimos unos a otros como seres humanos en primer lugar. Debiera haber un esfuerzo consciente y deliberado, expresado en palabras y en acción, para incluir a otros con diferentes (y actualmente estereotipadas) pigmentaciones de la piel.

En términos de cargos, citas, locaciones, colaboraciones y casting debiera ser intencional que el principio de inclusión esté dentro de ASSITEJ Internacional como organismo y en todas sus actividades. Así, cuando el término inclusión es usado en la práctica de TIJ, no sea selectivo en la definición, pero inclusivo en un sentido real de esa palabra y en todos los aspectos de nuestros emprendimientos sin ningún preconcepto racial, representando las diferentes culturas que unen en el mundo de los hacedores del teatro para niños y jóvenes.

Debiéramos recordar evitar los desencadenantes a condiciones de salud mental negativa en nuestras relaciones teatrales, sean estas individuales, inter-personales, institucionales u organizacionales, en tanto navegamos la nueva normalidad en la práctica del TYA in la era del post COVID-19. Necesitamos a cada uno de los otros y ninguna raza es suficiente por si misma ni superior a las otras. La pandemia del COVID-19 nos ha enseñado expresamente la lección de una humanidad común. Dejemos que ASSITEJ Internacional, intencionalmente cree una generación inclusiva que combate cualquier discriminación sobre la base de la así llamada “raza”.

Pamela Udoka

President, ASSITEJ Nigeria
Member, Executive Committee, ASSITEJ International
Theatre Artiste & Clinical Psychologist
Member, Nigerian Association of Theatre Arts Practitioners (mNANTAP)
Member, Nigerian Psychological Association (mNPA)
Member, Nigerian Association of Clinical Psychologists (mNACP)